sábado, 10 de diciembre de 2011

Hakuna Matata.

Hola poeta.

Sé que has llegado aquí buscando leer algo que apacigüe lo que tienes en el estómago en este momento. Sé también, que no tienes ni idea del porqué te pasas siempre para leer cosas que ya sabes, que te digo cada día. No sé si buscas un "adiós", o un "lo haré por ti". Tampoco sé si te importará ahora, o si lees mis líneas después de tiempo.

Quizás mis palabras no sean perfectas, ni mis frases rimen. A lo mejor no sé hacer música con ellas, y ponga la base que les ponga, sé que van a seguir teniendo el mismo significado. Puede que no sientas nada al leerlas, ni que te provoquen escalofríos por la espalda. Es más probable que me tomes por una alcohólica que no sabe como expresarse.

Pero es que todo lo que tengo que decir, tú ya lo sabes.
Solo escribía esto para recordarte que te quiero.

Y que, pase lo que pase, voy a estar aquí.
En mis líneas, en mi prosa.
Por si algún día me echas de menos.



- Eres enfermedad y cura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario