jueves, 4 de agosto de 2011

"Perfecta para mí"

Quédate conmigo. Sólo hoy. Quédate así, a mi lado. Quédate abrazándome, con tu boca a centímetros de mi cuello. Quédate una vez más. Prometo que será la última.
Pero ahora, déjate llevar. Bésame. Dime al oído todo lo que te reprimes. Coloca tu cabeza en la almohada sin distancia entre nuestros labios; sonríeme y acaríciame la cara. Patea las botellas vacías que hemos dejado atrás hace horas. Haz como si el calor que sientes por dentro se debiera al alcohol.
Dime que me quieres, que no puedes vivir sin mí. Que no has dormido bien ni una noche desde que no estoy contigo. Dime que somos el uno para el otro, y nunca lo has dudado. Acaríciame el pelo y mientras lloro lágrimas de felicidad. Hazme cosquillas para sacarme la sonrisa.
Vuelve a decirme que me quieres, otra vez.
Por la mañana, cuando despiertes con tus brazos alrededor de mi cintura, dejarás de conocerme. Tú volverás a actuar como si yo no te importara y yo volveré a hacer como si eso no me hiciera daño. Volveremos a ser desconocidos.
Pero ahora, quédate conmigo.

 

Como antes, como siempre.

lunes, 1 de agosto de 2011

HOPE.

"Eres mi paraíso"




- ¿Sabes? Tú y yo no somos almas gemelas.
- Tienes razón.
- ¿En serio lo piensas?
- Está más que demostrado. Es prácticamente imposible que tú seas mi mitad y yo la tuya. No tiene lógica. Ni pies ni cabeza.
- ¿Entonces...?
- Tú y yo somos un alma completa, idiota.
- Somos una sola cosa.
-Te quiero.