sábado, 31 de diciembre de 2011

Uno por semana amor, los demás, como amigos.

No seré poesía ni poeta, pero sé que entre tus líneas dices que no tienes tiempo ni fuerzas para escribir sobre lo que quieres. Ni tu futuro, ni tus ganas, ni los quince minutos de un viernes por la noche.

Amigos, colegas, conocidos. 
Eso.
Y tres espacios entre cada palabra. Espacios llenos de tiempo, de vacíos, de nada.
Espacios que dices que llenarás mañana, porque el hoy es demasiado rápido para ti. Espacios entre los que se cuela un beso, dos te quieros, y un "eres mía" cuando hace demasiado frío para recordar que somos dos.
Uno entre cien.
Y yo delante, mirándote sin que me mires. Rota, a medias, sola, y sólo por ti. Esperando un beso, una apretón de manos o un: "te prometo que mañana eres mía".
Agobiante, egoísta, cría.
Lo siento, no hay más.
Y espero, y confío, y apuesto un todo o nada por ti.
Pero lo peor, lo más estúpido de todo, es que sé que ni hoy, ni mañana, ni en cinco años vas a cambiar tu vida por mí.
No sabes lo que duele decir te quiero, y escuchar:
- "No lo hagas más difícil".



When you get what you want  but not what you need 
When the tears come streaming down your face
When you lose something you can't replace
When you love someone but it goes to waste
Could it be worse? 

martes, 27 de diciembre de 2011

Punto.

"Tú y yo no tenemos nada."



.

Vete, en serio.
Porfavor.
No te imaginas lo que duele.

No te estoy pidiendo que lo dejes todo ahora mismo por mí.
Pero no mientas.
Joder.
No me mientas.

No te importa nada.


Verdades.

Te prometí que pasara lo que pasase iba  a estar aquí, y aquí sigo.
Con cada día menos de ti.
Quizás llegue el momento en el que ni tú mismo puedas llenar el vacío que dejas.
Sabes de lo que hablo. O a lo mejor no.
Se llama echar de menos, extrañar, luchar.
No se llama emparanoiarse, se llama querer.
Y tú estás dejando mucho que desear.


No tengas la cara de decirme que no es culpa tuya.
Ahora, también soy estúpida por quererte.
Por echarte de menos y querer que tú lo hagas también.
Sí, definitivamente estúpida.

Y cada vez me importa menos.
Tú decides.


"Es entonces cuando te das cuenta de que, como el agua, se va escurriendo hasta desaparecer."

sábado, 24 de diciembre de 2011

Si te vas.

+ ¿Qué haces viendo eso? ¡¡FUERAAAAAAAA!!
- Va.
+ Nota.
- Por casualidad me metí, y..
+ Asdfghjkkllñ.
- Solo tengo una pregunta.
+ Ni que fueras policía.
- Ni la haré. Que te den.
+ Perfecto
- Te cargastes el momento, policía.
+ Detective Conan, para ti.
- Vaaaaaaaaaaaaaaaaale.
+ Esto no estaba planeado...
- Voy a ver más.
+ TE MATOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.
- Para mí siempre serás increíble ZK.
+ ...
- Espero que eso sea por mi. Solo eso.
+ Assadsfkjdgjkjadjkasfka. ¡¡Muéreteeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!
- Ui. Vi otro. "Yo también he encontrado lo que buscaba. Eres precipitadamente increíble." ¿Eso va referido a un estado de alguien?
+ Que te metan una polla enorme por el culo y se te atasque hasta el dia de tu muerte. ¡¡Salte de ahiiiiiiiiiiiiiiiiii!!
- Eres flipante. Y... Podría haberte dicho "te quiero" hace días ya. Es lo que tiene hacerse querer, queriendo o no, pero...
- Si te quedas siempre conmigo, vendo mi voz al diablo.
+ ¿De verdad que serías capaz de arriesgar por alguien a quien no le has dirigido la palabra en tu vida?
¿Lo harías?
- Depende de muchos factores. Factores que tú, doblas.
+ Si luego te arrepientes, no se admitirán cambios ni devoluciones.
- Me da igual. Pero no pactaré el pacto con lo pactado, que eres tú.
+ Enrevesado. Eres lo mejor que me he encontrado en mucho tiempo.
- Me alegro realmente, y... Yo que sé...
+ Si no te hubieras metido ahí te habrías ahorrado esto. Listo que eres muy listooooooooooo.
- No quería ahorrármelo. Al contrario, quería que salieran tus sentimientos de una vez.
+ Te gusta hacerme sufrir, ¡reconócelo!
- Reconozco, que estoy enamorado de ti. Sin haberte visto. Sin haberte ni tocado. Aún no se ni si eres real.
+ Hola, me llamo Ana y estoy enamorada de un montón de píxeles, wiiiiiiiiiiii...
- ¿Has reconocido que estas enamorada de mí?
+ Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaag. Vete por ahíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.
- ¡En primicia! "Yo también he encontrado lo que buscaba. Eres precipitadamente increíble." Súbelo ahí.
+ Subir ¿qué?
- Jajaja. "Hola, me llamo Ana y estoy enamorada de un montón de píxeles, wiiiiiiiiiiii". This.
+ Venga.
- Lo voy a poner de estado.
+ ¿¿EL QUÉ???
- "Hola, me llamo Ana y estoy enamorada de un montón de píxeles, wiiiiiiiiiiii".
+ NI SE TE OCURRA O MORIRÁS. Te lo juro. Morirás.
- See my status.
+ MUERETEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.
- Morirías tú también. Lo has aceptado. "Hola, me llamo Ana y estoy enamorada de un montón de píxeles, wiiiiiiiiiiii.."
+ Dios... La has cagado pero bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen.
- ¡Que scared estoy!
+ Deberías. BUAAAAAAAH. QUITA ESOOOOOOOOOO.
- Eeeeeeeeeeee; sí, ahora.
+ Te odio. Eres horrible.



G.F.P.



- "¿No te das cuenta de que estás haciendo la gilipollas?
Pasa de ti, joder. Igual que lo hacía el otro..."
G.F.P.


No le importas.


S(he) be(lie)ve(d).

He said me that he loved me.
He said a "always".
Before, he missed me.
He sought me between people.
Now, does not care.

Ok, now I understand everything.




I miss you, always.

"Si existe un final fatal, prefiero verlo aunque me duela.
El miedo tiene miedo de que no le tengas miedo, así que mírale a los ojos y dile que esta vez va en serio.
No se dan cuenta, pero es lo que no ven, lo que hace que hace que este corazón palpite siempre a cien.
Así que aparta. Déjame. Esta no es tu vida."
...

jueves, 22 de diciembre de 2011

Para nada.

En realidad no me soporta, lo sé.
Pero que yo no tengo la culpa; es él, que es un excéntrico. Cabezón, burro, insensato, consentido y muy crío. Sí, es horrible. Además, canta fatal y nunca podría conquistar a una chica desde el primer momento con esa docilidad.
Dicen que hacemos buena pareja, pero yo sé que es mentira. Me hace parecer un reno pitufo si voy a su lado, y cada cosa que diga, es un cuello. Victoria suya. Odio que me ponga motes. A sí que si no le habláis de Rudolf, Moflete o Flequillo, no me conocerá. Y ¿habéis visto cuando sonríe? Dios, horrendo.
Yo tampoco lo soporto a él, porque me recuerda al abuelo de Heidi, la de los dibujos.
Me dice enana. Hola, mido uno sesenta y seis. Y no es de los que utilizan sus armas masculinas para seducir. A él le van más los juegos de vampiros, los de lucha libre o el de "¡hey, nietecilla!".
¿Y sabéis qué? Es odioso, y llegará el día en el que obtenga mi venganza y por fin le mataré a base de patadas en las costillas y malos ratos al corazón. 
Pero hace que aquí abajo, en la boca del estómago, me encuentre total y absolutamente llena.
Y es increíble.
Y por eso, cada cosa que haga, diga, toque, sienta, respire, fume o piense, es un trocito más de mí.

P.D: Perdóname, los estúpidos hacen estupideces.
P.D 2: "Quédate conmigo para siempre, y le vendo mi voz al diablo".

Atte: tu nieta del flequillo y los mofletes rojos.


Te quiero mucho, puñado de píxeles.

Te pienso, luego existo.

“Cuando tengo mucho miedo, noto que la mecánica de mi corazón patina hasta tal punto que parezco una locomotora de vapor, en el momento en que sus ruedas chirrían en una curva.
Viajo sobre los raíles de mi propio miedo.
¿Que de qué tengo miedo?
De ti.
En fin, de mí sin ti.
Y entonces el vapor, pánico mecánico de mi corazón, se filtra por debajo de los raíles”.





Sería capaz de cualquier locura para que estuvieras aquí conmigo.
Y no estás.
Te vas.
Y luego, ¿sabes qué?
Que sonrío.
Todo es acostumbrarme, me dices.
Porque al fin y al cabo, ni yo soy tuya, ni tú eres mío.
...

- La tristeza mata más que las pistolas. 
Y, sin embargo seguimos tratando a la tristeza con desprecio;
como si fuera algo que la gente puede elegir.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Adiós, Dulcinea.

"Y el amor de tu vida puede estar ahí arriba, en ese avión, esperándote. ¿Y sabes qué? Que te dejaría marchar. Renunciaría a ti, lo juro. Si te hace feliz, si te da lo que yo no puedo.
Sería infeliz toda una vida sin ti, para que tú vivieras por los dos.
Porque me enseñaste que el amor es más que dos besos y medio, más que el sexo, más que ir a comer a casa de tus padres los domingos. Y porque eres lo que más he llegado a querer, y de alguna forma lo sigo sintiendo. No igual que antes, pero sigue aquí. Y tú lo sabes.
Así que vete; yo te dejo con mis canciones, como antes. Te dejo esperándote, como siempre.
Voy a echarte de menos.
PD: Eres mi vida."



No sé paliar mi odio con el crono en movimiento, 
"que pronto se hace tarde", le escribí gritando al tiempo.
 El tiempo pasa, un día más es un día menos. 
Al menos ya no nos echamos de menos, si no nos vemos.

- Ama con locura, que el amor no dura para siempre.

martes, 20 de diciembre de 2011

Clan-destinos.

Y esta eres tú. Con los ojos cerrados, bajo la lluvia.

Nunca pensaste que estarías así, nunca te viste, como lo diría… Como…¡Como esas personas que disfrutan mirando la luna! Que se pasan horas mirando las olas o los atardeceres o... ¡O el viento en los sauces! Supongo que sabes de que clase de personas hablo, o a lo mejor no.
Pero resulta que te gusta estar así, pelándote de frío, notando como él traspasa tu chaqueta, te llega a la piel. Y el olor. Y el tacto de la tierra que se ablanda. Y el sonido del viento chocando contra las hojas.
Todas las cosas de las que hablan los libros que no has leído. 
Esta eres tú, quien iba a pensarlo.


El mundo derrumbándose, y vamos nosotros... y nos enamoramos.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Z.


"Te garantizo que habrá épocas difíciles y te garantizo que en algún momento uno de los dos, o los dos, querremos dejarlo todo.
Pero también te garantizo que si no te pido que seas mío, me arrepentiré durante el resto de mi vida.
Porque sé, en lo más profundo de mi ser, que estás hecho para mí".



C'est la vie.

"¡Que me da igual que sean una, diez o mil quinientas ochenta y tres las veces que le oigo respirar! ¿Saben ellos acaso la gracia y dicha que provoca el mínimo movimiento de sus músculos? ¿Han contado ellos el número exacto de arrugas que se forman torno a su sonrisa? 

Nunca podrían comparar el roce de su boca en la nuca con cualquier elemento vivo. No dudarían, ni llorarían, y aclamarían al cielo por cada vez que su boca produce un sonido. Y después, les pasaría lo que a mí.

Que lo echarían de menos, aunque no lo conocieran.

Rogarían cada tarde por el mínimo atisbo de su risa. Esperarían eternidades, y en el primer segundo en el que reconociesen sus rasgos, les sucumbirían las ganas de vivir. Sentirían el remolino de sensaciones que provoca su voz, y experimentarían sus retazos de locura como humo de primeras caladas en su aliento. 

Rezarían a dioses en los que nunca creyeron por no morir antes de haber llorado palabras desde la primera hasta la última letra de su abecedario. Y más tarde, aprenderían a crear música a base de pulsaciones por minuto, con el tempo de cada hora que pasaran sin él. Y serían canciones infinitas, que empezarían a la mitad para que el final fuese como el principio. 

Se volverán adictos de una droga temporal, con dosis incalculadas y efectos secundarios en forma de cicatrices. Pero les aseguro, que preferirán haber olido una sola vez su aroma, un solo beso de sus labios y una última caricia de sus manos, que toda una eternidad sin él."




Atentamente: su mitad.



jueves, 15 de diciembre de 2011

Las cosas bonitas, deben durar mucho.

"Y creí.
Vi pasar las horas a la espera delante de mis ojos. Y confié. Y aposté.
Yo, tan tuyo. Aquí, allí. Dónde me dijeras.
Escuchaba que no era bueno. Que no debía arriesgar tanto.
No me importó.
A esas alturas, nada de lo que perdiese tendría el valor suficiente comparado con un solo
- No te separes nunca.
¡Y qué me importan ya los agostos, o los domingos por la mañana! ¡Y que mueran los necios, los que no creen! No dudéis.
No de mí, ni del invierno."


Porque el día que ocurra, ya tendrás tiempo de llorarlo todo.


miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cataclismo universal.

Me han contado que el miedo es lo contrario a la valentía. Que ser valiente te hace fuerte, y los fuertes siempre ganan.

A mí, en cambio, me dan miedo muchas cosas. 

Me dan miedo las dudas, las ilusiones, las indecisiones, los "te quiero" y tus adiós; los punto y aparte, la primavera, las nueve en punto y el jamás de los jamases.
Solo me hago valiente cuando te tengo cerca.

Creo que estoy destinada a perderte.




"Hay veces, en las que te haces viejo de repente.
Sin arrugas en la frente, pero con ganas de morir."


martes, 13 de diciembre de 2011

Cinco gramos.

"Y entonces te callaste, porque eres de esos que saben que a veces hay que morir callando.

Con todas las heridas que muestras, y yo sé que no enseñas ni la mitad.
Tengo la intuición de que a veces revientas tú solo, de que sabes lo que es llorar al pulsar una tecla. De que te cuesta un huevo, el izquierdo, el del talento, vomitar sentimientos.
Y aun así,  los dejas siempre igual. Esperas a que llegue yo y los recoja otra vez.
 A que te diga que todo está bien, y tú te hagas el macho. Que hagas como que no te importe.

Me extraña que aún no sepas que puedo leer dentro de ti.  En ese puntito negro que tienes en el centro del iris marrón chocolate, bajo un mar de pestañas que pierden protagonismo si sonríes.



Comparado con la sensación que provocas en esos segundos, no es mucho lo que yo puedo ofrecerte.

 Sí, sé que algún día te cansarás de que te repita que no soy diferente a ellas, que no soy especial, ni valgo más que cinco gramos de marihuana (yo ya no quiero gramos si no son de tu cuerpo), y de lo poco que soy, me duplicaría por el hecho de verte sonreir dos veces.

Sé que te cuesta reconocer que puedo comprenderte aunque no sepas explicarte, aunque dejes las cosas en el aire, aunque pienses que no se leerte los ojos y a veces te vas a kilómetros de distancia de mí en una milésima de segundo.

Pero escúchame, porque no voy a volver a repetírtelo.
Yo eso nunca te lo diré en voz alta, por si se hace realidad, y decides morir callando.
Lo haría a tu lado.
Lo juro."

Tengo ganas de ti.

domingo, 11 de diciembre de 2011

F, de fuerza.


"No sé vivir sin ti, no sé vivir contigo.
Cuando reviente todo, seguirás por tu camino.
Para siempre es mucho tiempo, una noche es poco rato.
Yo me jugaría la boca, por morder tus labios."





Y por entenderte.
Por ser un pedacito de ti; aunque sea minúsculo.


Algún día me entenderás.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Hakuna Matata.

Hola poeta.

Sé que has llegado aquí buscando leer algo que apacigüe lo que tienes en el estómago en este momento. Sé también, que no tienes ni idea del porqué te pasas siempre para leer cosas que ya sabes, que te digo cada día. No sé si buscas un "adiós", o un "lo haré por ti". Tampoco sé si te importará ahora, o si lees mis líneas después de tiempo.

Quizás mis palabras no sean perfectas, ni mis frases rimen. A lo mejor no sé hacer música con ellas, y ponga la base que les ponga, sé que van a seguir teniendo el mismo significado. Puede que no sientas nada al leerlas, ni que te provoquen escalofríos por la espalda. Es más probable que me tomes por una alcohólica que no sabe como expresarse.

Pero es que todo lo que tengo que decir, tú ya lo sabes.
Solo escribía esto para recordarte que te quiero.

Y que, pase lo que pase, voy a estar aquí.
En mis líneas, en mi prosa.
Por si algún día me echas de menos.



- Eres enfermedad y cura.


jueves, 8 de diciembre de 2011

Up



PUNTO Y COMA
Primeros síntomas.



Inténtalo


"Sabes que estoy aquí. No voy a irme. Dije que iba a estar siempre contigo. Nunca estás cuando te necesito. No quiero perderte. Te quiero. No puedo parar de mirarte, de pensar en ti. Te echo de menos. A veces es que no te entiendo. Mírame..."






sábado, 3 de diciembre de 2011

Más que ayer; menos que mañana.

" Estando tan cerca de él, apenas puedo pensar. Tengo que hacer un gran esfuerzo para no agarrarlo de la chaqueta y pegarlo a mí aún más. Los labios se le curvan en una sonrisa de medio lado. Me acerco hasta quedar a milímetros de su cuerpo. Su olor es adictivo y creo que voy a empezar a morderle el cuello de un momento a otro.

Me contengo.
No sé que me está pasando, debe ser cosa del alcohol. Me cuesta a horrores tener las manos quietas.
Me encanta la sensación.
Deja de sonreir, algo se ablanda en su mirada y el corazón me pega un salto mortal.  Me hace sentir como su estuviera hecha de música. Pero en vez de besarme, extiende un brazo y me toca levemente el labio inferior. Cuando levanta la mano, sigo notando la quemazón de sus dedos y su sabor a humedad.
Me gustaría memorizar todos sus gestos, sus rasgos; quisiera grabármelos a fuego en la memoria. Empiezo a balancearme hacia atrás; si no me marcho ahora mismo, puedo hacer cualquier locura. Tirarme sobre él o algo así.
Y entonces, grita mi nombre.
Sus ojos vuelven a buscar algo en mi cara y de repente entiendo por qué me dijo que podía verme por dentro.
En realidad, él ha estado dentro desde el primer momento."



__________ . . . __________

No seré como ella, ni tendré tres años más, ni te querré mejor. No te suplicaré que te quedes, no te lloraré si te vas.  No me pondré ropa ancha, ni a dieta por ti. Tampoco dejaré de reírme de mí, ni dejará de dolerme. A veces me permitiré engañarme, y casi siempre te echaré de menos.
 Pero prometo quererte con todas mis fuerzas, y escribirtelo las veces que sea necesario. 
Gracias por hacerme sentir esto. 
Te  quiere y necesita, 
Tu tonta.