domingo, 11 de marzo de 2012

Still loving you.

Te veo allí, aunque no sé de donde vienes. Luego haces como si no conocieras mi forma de mirar. No te preocupa que pueda verte, que te quiera. Tienes miedo de que sepa tu nombre, tus letras y la marca de tus vaqueros favoritos. Estamos aterrorizados, porque ninguno de nosotros sabe lo que está pasando.
Has sido la canción de fondo desde el principio. Y ahora apareces, marcando mi tempo con tu respiración, como si no me la supiera ya de memoria.

Te das la vuelta y me miras. Estamos separados. Dos fantasmas ante un espejo. Lejanos. Pero cuando vuelve todo el caos, consigues que el huracán me de fuerzas a su paso. 
Y rompe, y rasga, y duele.
Entonces recuerdo cuando te encontré por casualidad. Inocente y despistado. Como llegaste poco a poco, despertando incluso mis mil y una  noches.
Tú siempre aquí , y yo sin saberlo.




Todo comenzó con un invierno y esta canción. 
Y hoy otra vez cantando las mismas canciones de despedida.
Porque sé que te quise antes de conocerte. Y sé que lo haré también cuando termine de hacerlo.

Eres lo que más he querido en la vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario