jueves, 8 de marzo de 2012

Ojos color lima.

Ojos verde mediocre, tirando a tristes. 
Ojos de diciembre y cervezas vacías. Ojos ya gastados de llorar; ojos secos. Ojos que tiritan de alegría. Ojos hinchados de amanecer, de no haber dormido en tres días. Ojos que miran una sombra volver, que miran porciones de caricias y echar de menos. Ojos sabor agridulce, bañados en la saliva del cielo de su lengua.
Ojos de dormir poco, y soñar demasiado. Ojos de grietas y arañazos en la pupila; de cruces en la mirada rota de algún día de estos. Ojos rutina. 
Ojos verde mediocre, tirando a tristes. 


Ojos buscándose entre la gente. Ojos de encuentro y de olvido. Ojos rasgados por el filo de una palabra. Ojos heridos. Ojos que viven y esconden trocitos rancios de alma. Ojos que se mueren donde mueren las mañanas. Ojos que matan, lo típico. 
Ojos perdidos observa horizontes, dolidos de batallas y treguas de verde habitación, de humo y legañas. Ojos de tener ganas y perder siempre. Ojos de "no voy a volver a verte".

Ojos verde mediocre, tirando a tristes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario