martes, 1 de noviembre de 2011

Felices 15 primaveras.


Para una de las personitas más importantes de mi mundo.
Feliz cumpleaños.



- En el mismo instante en el que conoces a una persona, creo lo último que piensas es en el futuro que te espera con ella. Nunca te figuras que dentro de seis meses, tres días o cinco años, no vas a poder vivir sin ella.
Yo os hablo de una historia que empezó mal, venida de otra aún peor. Escuché hablar de ella varias veces, pero nunca le di importancia. Era una chica cualquiera, con un nombre cualquiera. Una de tantas que yo no conocía. Es gracioso. Irónico. Tú eres la que me ha enseñado que quien no arriesga, no gana; y también sabes que soy la persona menos arriesgada de este mundo, y sin embargo, contigo lo hice.
Y me arriesgué. Me arriesgué a que todos me odiaran, a que me dieran por obsesiva. Pero lo que hoy he ganado, realmente ha valido la pena.
Es algo que sólo ella entiende, algo demasiado grande. Las risas, el chocolate, el kiwi, nuestra tete, las garras de pocholate y frambuesa, los taburetes, las miradas que lo dicen todo, las sonrisas tontas, los abrazos asfixiantes, las tardes llorando, las borracheras imprevistas, los sueños destrozados por decirlos en voz alta, los encuentros casuales, una mirada de reproche pro cada dos de comprensión, el contarte la misma historia cuatro veces y que nunca me lo digas porque sabes que me gusta contártela. Y todo el cariño que se le puede coger a una persona como tú. A ti. A una historia que valdría la pena escribir. La historia de dos tontas del culo que odian el amor, y sin embargo viven gracias a ello. La historia de Pipo, Marley, Kurt y Cobain. Una historia tonta. ¿Tonta? ¡Que digo! La más estúpida que puedan contarte. Pero la nuestra.
Y como esta si que no va a haber ninguna.
Feliz cumpleaños, Paula García.
Te dije siempre, y será siempre.

Viva la obesidad y la madre que nos parió.
Te quiero muchísimo. No te olvides.

Rape me, rape me my friend. (8)

2 comentarios:

  1. Y será siempre... y eso que me da miedo esa palabra.
    Eres lo/la/él mejor.
    Podría escribirte mil palabras más, pero pienso que lo esencial está en una o dos, y lo demás son hechos, y, sinceramente pienso que los hechos son la parte que nunca se olvida.
    Gracias por existir.
    Te quiero. Demasiado nunca es mucho.

    ResponderEliminar
  2. Siempre, Paula.
    Siempre.
    Te quiero, pero eso ya lo sabes.

    ResponderEliminar