domingo, 29 de julio de 2012

Habitaciones infinitas.

“Que gane el quiero la guerra del puedo. Que los que esperan no cuenten las horas. Que los que matan se mueran de miedo. Que el fin del mundo te pille bailando.
Que nunca sepas ni como ni cuando. Ni ayer, ni mañana, que el corazón no se pase de moda.
Que las verdades no tengan complejos. Que las mentiras parezcan mentiras. Que no te den la razón los espejos. Que te aproveche mirar lo que miras. Que ser valiente no salga tan caro. Que ser cobarde no valga la pena. Que no te compren por menos de nada. Que no te vendan amor sin espinas. Que no te duerman con cuentos de hadas. Que no te cierren el bar de la esquina.”




"Ojalá se te acabe la mirada constante, la palara precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto.
Una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte. Para no verte tanto. Para no verte siempre.
En todos los segundos, en todas las visiones.
Ojalá que no pueda tocarte ni en canciones”


No hay comentarios:

Publicar un comentario