jueves, 21 de julio de 2011

We're fading away.

Las cosas cambian.
Hace tan solo unos meses, mi vida giraba en torno a una persona.
Ahora, cuando por las noches me acuerdo de él, sé que él está pensando en ella. Porque ella es perfecta. Guapa, lista, con unos ojos preciosos y un cuerpo de escándalo. A él le encanta. Es dulce, divertida, con una sonrisa preciosa. Todo lo que yo no soy.
Y él piensa en ella. En la oportunidad de entregarle su cuerpo. De hacerla suya, mientras yo y mis lágrimas recordamos las oportunidades perdidas. En momentos así, no sé si te quiero o te odio. Si quiero pensarte o olvidarme de ti. Aunque me muera del deseo, aunque me muera cuando te vea, aunque se me venga el mundo encima al escuchar tu voz.
Porque lo que sucede es que te quiero.
Y siempre voy a hacerlo.
Estés con las que estés. Pienses en mí o no. Y mientras ahora mismo yo estoy escribiendo esto, llorando, tú pienses en ella y la eches de menos. Lo siento, yo no soy perfecta. Pero puedo quererte como nadie en este mundo lo hará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario