domingo, 22 de enero de 2012

I'm sorry.

Hace tiempo, alguien me dijo que apostaba el cuello a que no recordaba con precisión el sabor de unos labios, el olor de un enero o el color del sol sobre una piel demasiado blanca.
Hace tiempo, me dijeron que lo más grande que puede sucederle a alguien en un futuro, es no saber que hay más allá del hoy.




"Figúrate que tú y yo, completos desconocidos que se han encontrado, se ven en... ¿cinco? ¿diez años? Juntos. ¿No es increíble?" 


El mañana es así.
Te echo de menos.

1 comentario:

  1. Temazo de Oasis, y respecto a lo que has escrito. Cada vez nos damos menos cuenta de lo que expresan unos labios o unas caricias, besotes!

    ResponderEliminar