miércoles, 8 de mayo de 2013

Impossible.

"Jamás nadie soñará contigo como yo, ¿entiendes? Nadie.
No quedarán  razones. No quedarán motivos cuando me vaya. ¿Y sabes qué? Que eso es lo peor de todo esto. El hecho de tener que negarme a mí mismo lo que siento; lo que se ha ido y no volverá a pertenecernos nunca. El hecho de saber que te irás con otro. Que amarás a otro. 
Sólo de pensarlo se me retuercen las tripas. 
Y sin embargo es inevitable. Tanto como que tengamos que dejarnos hoy. Tanto como que volvamos a vernos dentro de años y descubramos que nos suicidamos y acabamos con el corazón podrido.
No quiero vivir pensando eso, ¿lo entiendes?
Pero no puedo compartir el resto de mi vida contigo. No puedo hacerte promesas que sé que no voy a cumplir. No puedo volver a permitirte el lujo de hacerte daño. 
No a ti.
No otra vez.
No es que no te quiera. Es que no puedo quererte."


(Mátame mucho, ¿recuerdas?).


No hay comentarios:

Publicar un comentario